Noticias

¿Fue el año 2020 un ‘año DeFi’? ¿Qué se espera del sector en 2021? Los expertos responden

Los expertos en tecnología Blockchain y el espacio cripto responden acerca de las preguntas: ¿Qué impacto ha tenido DeFi en 2020, y qué podemos esperar en el 2021?

Averiguar el punto en el que comenzó el ecosistema DeFi casi siempre termina en un debate retórico. Algunos argumentan que el invento de Bitcoin (BTC) de hace una década marcó el inicio de la misma, ya que la principal criptomoneda fue el primer dinero digital de igual a igual y representa el núcleo conceptual que sustenta a DeFi. Otros dicen -y sería técnicamente correcto hacerlo- que DeFi comenzó en diciembre de 2017, cuando se lanzó el protocolo basado en Ethereum MakerDAO, seguido de Compound Finance y Uniswap, lanzados en septiembre y noviembre de 2018, respectivamente. Por otro lado, no sería exagerado decir que el verdadero ascenso de DeFi comenzó este año.

El monumental ascenso del valor total bloqueado en protocolos de DeFi – a partir de este verano y superando los 16.000 millones de dólares este mes – ha hecho sin duda que el sector sea uno de los temas más discutidos del año 2020. Y, como se esperaba, hay quienes lo apoyan y quienes lo critican.

Relacionados: Adopción del DeFi 2020: Una guía definitiva para entrar en la industria

A pesar de estar entre los temas más candentes de este año, algunos siguen argumentando que DeFi sigue siendo sobre todo una herramienta financiera de nicho en el mundo de las finanzas mundiales. El rápido crecimiento del dinero que fluye en el espacio, no es sorprendente que algunos comparen el DeFi con el boom de las ICO de 2017, prediciendo su potencial fracaso. Mientras tanto, otros afirman que los múltiples proyectos en el espacio no están realmente descentralizados y no representan la verdadera idea del DeFi.

Otras preocupaciones están fuertemente ligadas a las tarifas de transacción de la red Ethereum, que alcanzó su nivel más alto varias veces este año, poniendo en duda la sostenibilidad a largo plazo de la red. Pero sería incorrecto culpar sólo a DeFi de las elevadas tarifas del gas, ya que también están influidas por la forma en que las instituciones almacenan y aseguran los activos digitales. Una de las soluciones podría ser desbloquear el cofre del tesoro de 250.000 millones de dólares de Bitcoin para productos de DeFi.

Si bien el concepto mismo del DeFi es prometedor, existen algunos escollos, riesgos financieros evidentes y también una serie de riesgos técnicos. Sólo parece necesario mejorar la infraestructura subyacente para la mayoría de las aplicaciones descentralizadas.

A largo plazo, DeFi tiene el potencial de cambiar nuestro mundo, en el que 1.700 millones de personas todavía carecen de acceso a los servicios financieros tradicionales. Volviendo a los debates retóricos sobre los orígenes de DeFi, se podría decir que DeFi está completando el trabajo que Bitcoin comenzó, convirtiéndose en el segundo paso de la evolución descentralizada, con potencial para resolver el problema de la inclusión financiera.

A medida que el año 2020 llega a su fin, Cointelegraph se acercó a los expertos en tecnología Blockchain y el espacio cripto para pedirles sus opiniones sobre un “año DeFi”.

¿Cómo ha afectado el DeFi a la industria del cripto en 2020, y qué debemos esperar del espacio DeFi en 2021?

Brendan Blumer, CEO de Block.one:

“DeFi han sido sin duda una de las características más llamativas del año. Los miles de millones de dólares de fondos que surgieron en el ecosistema subrayan el interés generalizado en DeFi; sin embargo, este aumento de la atención también ha suscitado un mayor escepticismo por parte de los reguladores, que quieren comprender los límites y la viabilidad de las aplicaciones de DeFi.

En Block.one creemos que debe haber una evolución de DeFi para lograr una conexión sostenible con la economía tradicional y la creación de un sistema financiero más abierto. Lo llamamos Finanzas Programables Abiertas, o ProFi. Pensamos en el ProFi como un puente desde la transparencia e integridad de la Blockchain de EOS al mundo financiero regulado.

Un diferenciador clave entre DeFi y ProFi es que los negocios de ProFi incorporan un acceso autorizado y basado en el riesgo a las transacciones en base a las regulaciones y el cumplimiento. El cumplimiento normativo de las criptomonedas y los marcos reglamentarios están tomando forma y madurando rápidamente. Los verdaderos ganadores en la economía digital serán aquellos que piensen a largo plazo y se tomen el tiempo necesario para garantizar que sus productos cumplan los requisitos de servicio jurisdiccionales y profesionales”.

Brian Brooks, contralor en funciones de la Oficina del Contralor de la Moneda del Tesoro de los Estados Unidos:

“La descentralización es una de las dos grandes fuerzas que remodelan los servicios financieros. Junto con la desagregación de las tres actividades bancarias básicas tradicionales de préstamos, pagos y captación de depósitos, la descentralización está transformando la forma en que consumimos los servicios financieros y la forma en que operan los bancos. Mi opinión es que todavía estamos en el primer trimestre de un juego más largo y que muchos de los mayores beneficios y avances todavía están por venir”.

Da Hongfei, fundador de Neo, fundador y CEO de Onchain:

“Aunque las soluciones financieras respaldadas por Blockchain no son nuevas, este año hemos sido testigos de emocionantes e innovadores avances en DeFi, que van desde nuevos y emocionantes protocolos hasta mejores puentes de activos entre cadenas.

En el futuro, creo que está claro que el espacio de la tecnología Blockchain ha acogido tanto la descentralización como la interoperabilidad, y confío en que ambas avancen rápidamente en el próximo año. A través de protocolos de interoperabilidad de vanguardia como Poly Network, estamos construyendo los cimientos de la economía inteligente del futuro, un mundo verdaderamente globalizado y sin fronteras”.

Dan Simerman, jefe de relaciones financieras de la Fundación Iota:

“Estoy de acuerdo en que el año 2020 fue un ‘año DeFi’, principalmente porque los proyectos de DeFi dominaron en términos de innovación y desarrollo técnico. También diría que DeFi mostró al mundo cripto que la innovación todavía es posible, y que los nuevos proyectos todavía pueden impulsar la liquidez, la financiación y el compromiso de maneras novedosas”. Después del final de la locura de las ICO en 2017, se asumió que sería difícil para los nuevos proyectos encontrar su lugar en un mercado que prioriza la financiación privada sobre la innovación de origen colectivo. Gracias a las herramientas creadas dentro de la burbuja de DeFi, veremos mucha más innovación en los próximos meses.

En 2021, veremos cómo algunas de las innovaciones fundamentales, como los préstamos de fondos comunes y la minería de liquidez, se filtran a aplicaciones que no consideraríamos “financieras”. Los empresarios, los desarrolladores y las empresas que quieran elegir una Blockchain esperarán que estos componentes básicos estén disponibles como parte de su caja de herramientas DApp. Lo que considerábamos como herramientas financieras radicales en 2020 se convertirá en requisitos de facto para la selección de la Blockchain y el ecosistema en 2021. Podríamos incluso ver algunas de las innovaciones centrales del DeFi abrirse camino en el mundo de las finanzas centralizadas”.

Denelle Dixon, CEO y director ejecutivo de la Stellar Development Foundation:

“He visto un enfoque creciente y un aumento de los titulares sobre DeFi en toda nuestra industria en 2020. Pero incluso si el término es ubicuo en estos días, creo que DeFi significa muchas cosas diferentes para la gente y se traduce de muchas maneras diferentes en los proyectos existentes y emergentes. Como resultado, me resulta difícil clasificar el año en su conjunto como un año de DeFi, pero creo que la locura de DeFi ha traído un montón de nuevos talentos e interés para la tecnología Blockchain y criptomonedas, lo que es bueno para la industria en su conjunto. En Stellar, ya hay mucho que puedes hacer que cae en el reino del DeFi.

Aún así, creo que esto plantea consideraciones importantes para todos nosotros en cuanto a por qué DeFi ha sido un foco de atención y si hay adaptaciones que podamos hacer para asegurarnos de que estamos satisfaciendo esas necesidades”.

Emin Gün Sirer, CEO de AvaLabs, profesor de la Universidad de Cornell, co-director del IC3:

“DeFi en Ethereum se disparó este año, estableciendo una vibrante comunidad de aplicaciones y usuarios. Al mismo tiempo, sin embargo, los hackeos y estafas que hemos visto subrayan cuánto trabajo queda para endurecer la comunidad, mientras que enormes volúmenes han mostrado los límites del DeFi en el Ethereum 1.0.

La congestión de la red llevó las tarifas a nuevos niveles, introduciendo riesgos sistémicos, ya que gran parte del mercado está impulsado por un alto apalancamiento y préstamos garantizados. En el caso de una oscilación de los precios -que normalmente puede ser absorbida por el sistema- vimos que se desencadenaron los efectos dominó de las liquidaciones porque los usuarios no pueden depositar garantías o salir de su posición.

El principal problema aquí es que la capa uno en la que la actividad de DeFi está teniendo lugar está demasiado congestionada. Creo que el lanzamiento de nuevas capas escalables, como Avalanche, cambiará esto. Comenzaremos a ver que DeFi se expande aún más”.

Heath Tarbert, presidente y director ejecutivo de la Comisión de Comercio de Futuros de Commodities de los Estados Unidos:

“DeFi es una tendencia mundial creciente y su aparición pone de relieve cómo la innovación sigue reinventando el espacio de los servicios financieros. Mediante la combinación de múltiples tecnologías para proporcionar servicios financieros de nuevas formas, DeFi podría proporcionar una forma de ampliar el acceso al mercado financiero a una gama más amplia de personas y entidades”. Se trata de una nueva forma de ver las finanzas que aprovecha y refleja las nuevas formas en que todos interactuamos.

No podemos pensar sólo en la forma previa de acudir a un banco o a un corredor de bolsa que conocemos desde hace años, en particular si se trata de ampliar el acceso a los mercados financieros y a los servicios financieros. Históricamente, la innovación ha impulsado nuestros mercados y ha sido el eje de su éxito.

Creo que, como regulador, debemos esperar que DeFi evolucione y crezca. Cada regulador tendrá que trabajar para identificar cómo DeFi toca su propia jurisdicción. En ausencia de reglamentación, la industria tendrá que averiguar cómo garantizar la integridad del mercado y la protección del consumidor, todas ellas áreas en las que los reguladores se centrarán en el futuro”.

Jimmy Song, instructor de Programación de Blockchain:

“En cuanto a que es el nuevo vehículo de estafa, es absolutamente cierto. No hemos visto proliferar estafas como esta desde las ICO de 2017-2018. Esto no es nada nuevo, por supuesto, como atestiguan las altcoins de 2011 y las ventas de tokens de 2013-2014. En cuanto a añadir algo beneficioso para el ecosistema, tengo serias dudas. Si dentro de tres años, DeFi resulta no ser un juego de suma cero que beneficie a las personas que crean los tokens , lo reconsideraré.

Espero que el 2021 sea más de lo mismo, ya que a la gente le cuesta aprender que todas estas cosas son mínimamente útiles en el mejor de los casos. Espero que 2022 sea el año en que finalmente se detenga.”

Joseph Lubin, cofundador de Ethereum, fundador de ConsenSys:

“Que el valor atribuido a los protocolos de DeFi haya aumentado de 675 millones de dólares a casi 15 mil millones de dólares en un año es evidencia de que DeFi, o como yo lo llamo, ‘finanzas descentralizadas abiertas’, está teniendo un gran año. Sin embargo, no se trata sólo de un nuevo y apasionante caso de uso de las criptomonedas, sino de la unión de todo un ecosistema financiero descentralizado cuyas partes constituyentes ya están en funcionamiento desde hace varios años. Muchos en nuestro espacio se refieren a ellos como bloques de lego o sistemas de código abierto componibles que permiten aplicaciones financieras más complejas, accesibles a cualquiera. Comenzó con una stablecoin respaldada por una garantía (DAI), el préstamo de estas stablecoins, y formas de comerciar eficientemente sin pasar por un exchange centralizado (creadores de mercado automatizados como Uniswap y 1inch). Ahora estamos viendo protocolos de seguros, plataformas de gestión de activos e incluso nuevas innovaciones financieras como los préstamos flash.

Nuestra cartera y portal para cualquier aplicación de DeFi, MetaMask, ha mejorado su experiencia de usuario en los últimos años, facilitando a cualquiera el cambio entre cuentas y concediendo permisos sólo a las aplicaciones y sitios en los que confía. Su aplicación móvil también está facilitando que las aplicaciones de DeFi atraigan a una audiencia más amplia, la de teléfonos móvil, que según algunas estimaciones se acerca a los 2.000 millones de personas, es decir, alrededor del 60% de la población conectada a Internet. Más del 65% de los usuarios de la beta de MetaMask Mobile se encontraban fuera de América del Norte y Europa, donde el móvil es predominante. Hemos escuchado de los usuarios que el uso de MetaMask Mobile ha sido conveniente para que los individuos intercambien tokens, vendan arte NFT, y ganen intereses al proporcionar garantías – todo desde un teléfono celular.

ConsenSys comenzó cuando no había un ecosistema real, sin infraestructura y sin herramientas de desarrollo. Ahora nuestras herramientas de desarrollo como Truffle sirven a millones de desarrolladores que quieren construir sus propias aplicaciones. Infura apoya a más de 130.000 desarrolladores proporcionando una infraestructura en la nube optimizada para los nodos, lo que facilita el despliegue de aplicaciones sin necesidad de ejecutar la infraestructura. Y con muchos millones de dólares en juego, nuestro equipo de auditoría, ConsenSys Diligence, se asegura de que los contratos inteligentes se prueben y sean seguros antes de su despliegue. Todo esto está contribuyendo al aumento de DeFi, porque es más fácil para un desarrollador hacer girar un proyecto basado en un ecosistema vibrante de código abierto.

Una tendencia que preveo que tomará fuerza en 2021 es que el dinero institucional y los comerciantes profesionales querrán cada vez más exponerse a DeFi. Por esa razón, construimos una versión institucional de MetaMask y estamos comenzando a incorporar a los custodios y comerciantes profesionales para integrar MetaMask en su tecnología para que puedan obtener exposición sin problemas.

Creo que las tendencias macroeconómicas de tasas de interés bajas (e incluso negativas) a nivel mundial significarán que DeFi será cada vez más relevante para la gente normal. No sólo los nerds tecnológicos y financieros encontrarán esto interesante. Si las cuentas bancarias ofrecen muchas características diferentes que facilitan los préstamos y los créditos, permiten que más personas participen en el lado positivo de los mercados, e incluso proporcionan más rendimiento, podríamos ver a más personas que se mueven hacia los rieles financieros descentralizados. Mientras el mundo financiero tradicional siga rompiéndose, la gente será empujada en nuestra dirección.

También estoy atento a cómo los juegos actuarán como catalizador para introducir los NFT basadas en Ethereum, para los consumidores”.

Mance Harmon, co-fundador y CEO de Hedera Hashgraph y Swirlds Inc.:

“El auge de DeFi en 2020 ha sentado las bases para que las empresas incorporen la financiación por componentes directamente en sus procesos comerciales. Si bien la burbuja de DeFi de 2020 se parece en cierto modo a la locura de las ICO de 2017, los fundamentos del movimiento del DeFi cambiarán la cara de las finanzas en el futuro.

DeFi hará que las operaciones de las finanzas tradicionales sean más rápidas y menos costosas, tanto para las empresas como para los gobiernos y los particulares. Transformará todas las transacciones financieras que realizamos como organizaciones, así como en nuestras vidas personales”.

Meltem Demirors, jefe de estrategia de CoinShares:

“Gran parte de la industria financiera se basa en dos conceptos básicos: la titulización y los préstamos. La industria cripto ha estado involucrada en la titulización y los préstamos desde sus primeros días, con la llegada de las colored coins para Bitcoin y el estándar ERC-20, que hizo esto mucho más accesible y permitió la titulización a través de la conversión en tokens, y el crecimiento de los mercados de préstamos respaldados por activos, donde los titulares de Bitcoin y otras criptomonedas de alta liquidez podían utilizar sus existencias para acceder al efectivo y obtener un apalancamiento adicional. En 2020, la titulización y el apalancamiento han encontrado nuevos medios en forma de DeFi, tomando efectivamente estas actividades que tradicionalmente han sido coordinadas por intermediarios de confianza como bancos, corredores y administradores de activos, y las han migrado a un medio nativo de tecnología Blockchain, desplazando efectivamente a los intermediarios de confianza con tecnología verificable en forma de código de fuente abierta, es decir, los contratos que rigen los proyectos de DeFi.

DeFi es un paso en un viaje que muchos de nosotros en la industria hemos visto como una inevitabilidad – que la titulización, los préstamos y muchas funciones financieras básicas realizadas por los bancos y otros intermediarios pueden ser efectivamente migradas a cripto-primitivas de baja confianza. Dado que millones de personas en todo el mundo tienen miles de millones netos de criptomonedas, es inevitable que se desarrolle un mercado que haga que esos activos sean financieramente productivos. Hemos estado invirtiendo tiempo, energía y capital en el espacio DeFi y esperamos seguir haciéndolo en 2021.

Las instituciones no están del todo preparadas para DeFi, pero no se equivoquen: tratarán de reproducir sus modelos comerciales existentes (y los ingresos asociados) utilizando las criptomonedas como garantía. Esperamos ver más presión regulatoria, y por lo tanto más proyectos de desarrollo anónimo, así como el surgimiento de stablecoins que no tienen un punto de control único, como el Empty Set Dollar (ESD) o Basis Cash (BAC), dos de los primeros líderes en este espacio. Esperamos ver más activos que se “envuelvan”, es decir, que se titulicen y se pongan a disposición como garantía en la cadena, y esperamos ver un mercado de tasas más robusto que empiece a valorar el riesgo y la duración en todo el espacio del DeFi.

Al final del día, el apalancamiento es una droga muy fuerte, y la industria continuará innovando para mantener el capital fluyendo libremente. Sin acceso a una impresora de dinero, la innovación seguirá impulsando la liquidez en el ecosistema comercial, donde la demanda de efectivo y el apalancamiento siguen superando a la oferta, lo que impulsará una mayor titualización de activos y la entrega de tokens a medida que las empresas empiecen a explorar tipos más esotéricos de garantías y préstamos con poca garantía o incluso sin garantía”.

Michael Zochowski, director de DeFi en Ripple:

“2020 puede no haber sido ‘El año del DeFi’, pero ciertamente sirvió como su fiesta de presentación. Dentro de la comunidad cripto, DeFi fue el tema que más se habló cuando empezamos a ver su potencial, pero todavía no lo hemos visto saltar a los mercados tradicionales, ya que la mayoría de los usuarios actuales son los que ya estaban comprometidos con las criptomonedas. Para que DeFi salga de su burbuja, necesitaremos ver una asociación estratégica con un actor convencional como una institución financiera o fintech.

La historia se repetirá – como vimos con el auge de las altcoins en 2017-2018, muchos proyectos se esfumarán, se consolidarán o serán adquiridos, incluyendo algunos de los “queridos” de 2020, como ya estamos viendo. Los que tengan verdadera utilidad se habrán ganado un lugar en el ecosistema cripto. Los más exitosos serán probablemente las aplicaciones más simples que replican los servicios financieros básicos, como los activos envueltos y los exchanges descentralizados.

Las nuevas plataformas de DeFi ganarán tracción a medida que se haga cada vez más evidente que el rendimiento y el costo deben mejorar significativamente. Se espera que más proyectos de sidechain, puentes entre redes y contratos inteligentes den impulso a las nuevas redes – a medida que estos nuevos sistemas surjan la interoperabilidad y la eficiencia aumentarán en importancia. Con el Eth2 todavía a años vista, preveo que al menos el 25% del valor desplegado en DeFi a finales de 2021 estará en redes además de Ethereum, con un fuerte impulso hasta 2022 si el Ethereum se retrasa más en su plan de actualización”.

Mike Belshe, CEO de BitGo:

“Este fue el año en que DeFi se convirtió en un nombre familiar, o al menos un término reconocido en la mayoría de los círculos financieros. BitGo ha estado involucrado en DeFI durante mucho tiempo y uno de nuestros productos – Wrapped Bitcoin (WBTC) – irrumpió en la escena en enero de 2020 y ahora se utiliza ampliamente en DeFi. En menos de un año, el tope de mercado para WBTC ha subido a 1.600 millones de dólares.

BitGo tiene el papel de custodio único de WBTC. Esto significa que aseguramos cada Bitcoin depositado para acuñar WBTC. Por cada WBTC, hay un BTC dentro de las bóvedas de BitGo que se almacena de forma segura.

El punto fuerte del WBTC es la transparencia y la verificabilidad del sistema, lo que, combinado con el historial de seguridad de BitGo, le ha permitido atraer a los usuarios institucionales y minoristas del DeFi y crear una cantidad significativa de liquidez con la capitalización del mercado en continuo crecimiento.

Confiamos en que las aplicaciones y los casos de uso de DeFi seguirán cobrando impulso en 2021. Veremos innovaciones desde los préstamos descentralizados hasta la colateralización y el seguro que pueden construirse sobre la infraestructura de DeFi incluso sin nuestra participación. La diversa comunidad de la tecnología Blockchain identifica casos de uso emocionantes que van mucho más allá de para lo que la tecnología fue diseñada inicialmente. Este potencial sin límites para nuevos desarrollos es la razón por la que nos apasiona tanto construir en este espacio”.

Paul Brody, director y líder de innovación global de la tecnología Blockchain en Ernst & Young:

“DeFi es fantástico y emocionante porque la verdad sobre los contratos inteligentes es que la mayoría de ellos no son muy inteligentes. Históricamente, han sido poco más que registros de propiedad de activos. Con la llegada de DeFi, hemos pasado de tener cosas a hacer cosas, y por lo tanto estamos mucho más cerca de cumplir con el objetivo de los contratos inteligentes.

Ahora estamos entrando en la emocionante y aterradora era en la que los contratos inteligentes van a mover activos y dinero de forma automatizada, van a ser hackeados y explotados, y vamos a aprender a manejar esos riesgos mientras creamos valor. Ya estamos viendo un poco de esto, pero en 2021, avanzará mucho más.

Mis esperanzas para 2021 no son sólo que veamos madurar los contratos de DeFi, sino que también veremos una transición de las DApps hacia algo que llamamos Zapps – aplicaciones de Zero Knowledge – versiones centradas en la privacidad de las DApps que pueden ser utilizadas por las empresas. Creo que también veremos un enfoque mucho más serio de la auditoría y la seguridad.

Por último, espero que en 2021 veamos el surgimiento de aplicaciones descentralizadas más allá de las finanzas. Las operaciones descentralizadas, los sistemas empresariales y la infraestructura están por delante de nosotros, tomando los conceptos desplegados por primera vez en DeFi y aplicándolos a una gama mucho más amplia de servicios y sistemas, desde el inventario hasta la fabricación y las adquisiciones”.

Roger Ver, presidente ejecutivo de Bitcoin.com:

“Como las criptomonedas en general, DeFi está recién comenzando. Es sólo un área más que el invento de Satoshi Nakamoto ha permitido.

Las criptomonedas, los tokens, la financiación colectiva descentralizada como Flipstarter, las ICO y mucho más son ahora posibles. El ecosistema aún está empezando, y todos tenemos la suerte de ser parte de él”.

Samson Mow, jefe de estrategia en Blockstream:

“2020 fue un año de DeFi si estamos definiendo un año basado en hackeos y fallas. Al igual que Ethereum, DeFi ha servido para enriquecer a algunos iniciados y ha hecho que muchos otros pierdan dinero. Yo esperaría que el 2021 sea más de lo mismo”.

Scott Freeman, co-fundador y socio de JST Capital:

“2020 ha sido un año notable para todo el ecosistema cripto, no sólo para DeFi. Dicho esto, hemos encontrado que el crecimiento institucional dentro de DeFi es notable y tal vez incluso más sorprendente que la adopción institucional de Bitcoin. También hemos visto que la liquidez ha mejorado drásticamente en los exchanges descentralizados y las plataformas de préstamos.

Esperamos que en 2021 se vea un crecimiento continuo dentro de DeFi a medida que veamos más proyectos orientados a soluciones en lugar de tecnología interesante en busca de un problema a resolver”.

Estas citas han sido editadas y condensadas.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son sólo de los autores y no necesariamente reflejan o representan los puntos de vista y opiniones de jsbitcoin.com.


MAX YAKUBOWSKI

https://es.cointelegraph.com/

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba